Ochsi

Recetas OCHSI & OCHSIMANIA
 

 

 

Camino el Bicentenario
 

 

 

Alicante Multimedios
 

 
El vino en el mundo - Paraguay

Por Betto Speratti

El vino en el mundo – Paraguay
Como ocurrió con muchas otras actividades en Paraguay, la Guerra de la Triple Alianza fue el punto final de la producción de vino, los viñedos se echaron a perder o fueron extirpados para dar paso al cultivo de otros productos.
A principios del siglo pasado, entre el 1900 y 1910, agricultores de origen alemán que emigraron del Estado de Rio Grande Do Sul, Brasil, volvieron a cultivar uva, en la región del Guairá, con la intención de producir vino. Trajeron consigo sus cepas y desarrollaron los sarmientos. Las cepas que trajeron a Paraguay, se reprodujeron bien, pero pertenecían a un clima diferente y se daban mejor en terrenos diferentes. Fue esta experiencia la que habilitó a la gente a desarrollar la idea de que en Paraguay no se podía producir vino porque el clima y el suelo no lo permitían. Se sostenía que la uva contenía mucho azúcar, que el vino producido tenía mucho alcohol, etc. etc.

La vid no era la ideal para las condiciones climáticas y las características del terreno, pero la uva comestible, la uva de postre, era fecunda y muy sabrosa. Entonces, dedujeron estos tenaces colonos alemanes, que el problema podría resolverse buscando otros tipos de uva que se reprodujeran bien, en las condiciones que el clima y la región ofrecía.

Un colono, de apellido Voigt, importó una cantidad importante de variedades de uvas para replantar y observar su adaptación, desarrollo y crecimiento en esta parte del mundo. La importación se realizó, pero el ingreso de las plantas, fracasó, pues los trámites aduaneros y las exigencias del Ministerio de Agricultura, exigieron tanto tiempo, que las plantas se echaron a perder. Dicen que se salvaron algunas, de la variedad Gamay y de la variedad Riesling. Variedades con las cuales el Señor Voigt desarrolló nuevos viñedos. Actitud y actividad que habilita al Señor Voigt a reclamar el título de fundador de la industria vitivinícola paraguaya.

El Sr. Werner Siebold Ereck, otro inmigrante de origen alemán, trabajó diferentes variedades de uvas, Merlot, Gamay, Riesling y Seibel logrando su adaptación a nuestro clima y suelo. La variedad Seibel resultó la más fértil y mejor adaptada con la cual se produce un vino de buena calidad y con tenor alcohólico de 10% por volumen.

La Guerra del Chaco, las diferentes situaciones económicas que se desarrollaron en Paraguay, como consecuencia de la inestabilidad política, la poca población del país, sus problemas de educación y salud, contribuyeron para que el cultivo de la vid, prácticamente desapareciera.

A lo anterior se sumó el desconocimiento enológico, la ausencia de una cultura del vino, como en Argentina, que tiene una gran parte de su población de origen europeo, principalmente italiano y español, en la que el vino es parte de su vida cotidiana. Y, el golpe de gracia lo dio el contrabando de vino de los países vecinos. En estas circunstancias, era muy difícil que se desarrollara el cultivo de la vid y la producción de vino paraguayo.

Creo firmemente que en Paraguay podemos producir buen vino, tenemos clima y tenemos suelo para ello. Hoy en día, gracias a la ampelografía, se puede determinar qué cepas pueden reproducirse y prosperar en diferentes regiones de nuestro país. Se necesita, por supuesto, el espíritu emprendedor, el capital, el empeño y la fe para lograrlo.

Producir vino es una tarea ingrata, exige mucho esfuerzo, dedicación, paciencia, amor para lograrlo. Aún así, una helada o la aparición de la micodermae aceti, puede destruir una cosecha o el vino logrado, pero, no faltarán emprendedores dispuestos a afrontar todo estos riesgos, por el placer de disfrutar una copa de vino logrado en Paraguay, si tienen el apoyo necesario de las leyes y de los encargados de hacerlas cumplir.

Es importante reconocer que, aún con todas estas circunstancias adversas, en Paraguay se produce vino. Hay un vino nacional que se produce en el departamento del Guairá, y que, estoicamente, se mantiene en el mercado. Es bueno y muy interesante, debemos abandonar todos nuestros prejuicios hacia el vino nacional, apoyar este esfuerzo y ayudar a que se desarrolle.

Salud!!!

 
<<ANTERIOR SIGUIENTE>>

Alicante Multimedios | Gral. Santos 1030 c/ Concordia (Complejo Textilia) +595 21 - 222 977 | Asunción - Paraguay