Frutas de la gastronomia guarani y paraguaya


Licor de lima paraguaya. En un litro de caña fuerte, se agregan las cáscaras de una docena de limas, y se deja en maceración durante 15 días. Luego se cuela y se le agrega almíbar muy espeso hecho de un kilo de azúcar, se filtra y se embotella.

Licor de limón sutil. Se procede como el licor de lima paraguaya.

Licor de guavirami. Se procede como el licor de lima paraguaya.

Licor de piña. Se lava la piña y se corta en trocitos con toda la cáscara, y se pone en caña fuerte durante 15 días. Luego se procede como los demás licores.

Licor de banana. Se pelan las bananas, se cortan en rodajas y se agregan en caña fuerte, y se procede como los demás licores.

Licor de kapi i kati. Se pisa medio kilo de kapi i kati, y se pone en maceración durante 20 o 30 días, en 5 litros de caña fuerte de 22 grados, se prepara un almíbar muy espeso, y con él se le baja de grado hasta dejarlo de 19 a 20 grados.

Licor de naranja. Se tuesta un poco de cáscaras de naranjas y se procede como en los demás licores.

Licor de anís. Para preparar este licor se usa caña de sustancia, se le agrega esencia de anís, almíbar y se filtra.

Licor de mamón. Se pela y se corta el mamón maduro, se pone en maceración y se procede como en los demás licores.

Licor de rosa paraguaya. En almíbar hirviendo se agrega un kilo de azúcar, se hace hervir un rato, y un kilo de pétalos de rosas del país, en la cacerola bien tapada. Sin destapar se guarda y al día siguiente se le agrega un litro de caña fuerte, se revuelve y se vuelve a tapar. A los 2 días se cuela, luego se filtra y se embotella.

Licor de café. Hay que tener cuidado de usar café recién tostado y molido en el acto. Se procede como en el licor de rosas, pero usando un cuarto kilo de café.

Licor de leche. A medio litro de caña, se le agrega un litro de leche, que se cortará enseguida, y una vaina de vainilla. Se pone en maceración y se bate un rato todos los días durante 6 días. De un kilo de azúcar se hace un almíbar espeso, se le agrega y se sigue batiendo un rato. Repetir el proceso por 4 o 5 días más. Se cuela en lienzo fino dos veces, luego se filtra y se embotella.

Licor de durazno. Se pelan los duraznos, se les saca los carozos, se machacan las almendras o semillas, y de todo se prepara un dulce en almíbar muy espeso. Cuando estén bien blandos los duraznos, se retiran del fuego y al día siguiente se procede como los demás licores.


El nombre de CAÑA con el cual se denomina a la bebida alcohólica que se extrae de la caña de azúcar. El nombre de CAÑA nació como resultado de sintetizar el dicho: Vamos a beber unas cañas de agua ardiente. Anteriormente se usaban como vaso las tacuaras anchas o caña (tronco ahuecado), que con el correr del tiempo quedó sólo el nombre de CAÑA para designar a esta bebida.

Guarapo. Es el líquido que sirve de base para la destilación de la caña. Se pone en grandes bordalezas miel y agua por partes iguales, hasta que haya terminado su fermentación. Se carga el alambique y se destila. Se licúa y su resultado es la caña.

Caña. Una vez cargado el alambique, se le prende fuego y se hierve el guarapo. Del vapor de este líquido sale la caña, que al principio será por gotas, y luego en continuo por chorritos. Las primeras damajuanas serán fuertes y las últimas flojas o simplemente de 15 grados o menos. Como antiguamente no se expendía sino caña de 20 grados, la fuerte se mezclaba con la simple hasta obtener los 20 grados.

Caña de sustancia. Se mezclan 50 litros de guarapo con 50 litros de caña simple de 15 grados, y se alza al alambique. En una bolsa de lienzo se ponen 2 kilos de anís, 1 kilo de canela molida, 2 kilos de cáscara de guavirami, 3 kilos de kapi i kati, medio kilo de hojas de yerba mota, medio kilo de lima paraguaya, oreadas, un cuarto de kilo de laurel de España, un kilo de cáscara de sidra, oreada, y todo pisado menos las hojas frescas. Se ponen en la bolsa y se hace servir en el guarapo con la caña. La primera damajuana será de 24 grados más o menos, las damajuanas siguientes serán de menos grados. Se le agregará caña del grado alto hasta obtener 20 grados, por último se le añade unas gotas de esencia de anís, y se embotella. Esta caña cuando ha pasado un año, queda como un jarabe flojo.


VINO OPORTO. Epoca de Don Carlos López. Una vez listo el mosto de la uva se alza en grandes tachos, se hace hervir y se le saca cuidadosamente la cachaza. Cuando esta operación se haya terminado, se saca y se divide en 3 partes: dos de ellas se juntan y la otra se hace hervir hasta formar una melaza muy espesa que se deja enfriar. Se une con las dos partes separadas, se revuelve hasta que haya quedado todo muy bien unido. Luego se pone en un recipiente para que fermente. Al terminar la fermentación, se cuela en un lienzo fino, y se vuelve a dejar durante 8 días. Terminada la tercera fermentación se filtra y se embotella, se lacra y se guarda en un lugar fresco. Al cabo de un año tendrá un buen vino Oporto que irá mejorando su calidad con los años.

VINO DE UVA. De la época de los jesuitas, fórmula hallada dentro de un misal en el templo de Villarica. Después de despojados los racimos, se ponen en pleno sol por los días, se recogen al oscurecer, al día siguiente se exprimen y se cuelan, luego al fuego a hervir. Se descachaza y se saca del fuego. Ya frío, se vuelve a colar, y por cada 4 litros de mosto se le añade 1 litro de miel. Se cargan en cántaros sin llenar, y se tapan suavemente durante 15 días en que termina su fermentación. Se hace un almíbar espeso, se mezcla con el mosto, se filtra y se carga en botellas. Con el reposo de 5 a 6 años mejora la calidad del vino.

VINO DE NARANJAS. Se pelan las naranjas y se exprimen. Por cada 3 litros de jugo de naranja, se le añade 3 kilos de azúcar y se pone a fermentar. Una vez terminada la fermentación, se cuela, se filtra y se embotella.

CHICHA. Las cáscaras de la piña se colocan en un cántaro, se le agrega agua y azúcar, y se deja fermentar. Luego de 15 días se cuela. Se deja descansar unos días. Para consumirla se diluye con un poco de agua. Esta bebida se preparaba durante la época de abundancia de la piña y se guardaba.

CHICHA DE YVAPORU. Se lavan las frutas, se revientan en un recipiente y se procede como con la chicha de piña.