Influencia de los inmigrantes

Religiosidad



En los albores de la conquista, la evangelización va absorbiendo la filosofía de todas las etnias que entran en contacto con los religiosos católicos. Estos se dan cuenta que no pueden erradicar definitivamente todas las costumbres de los nativos, esta tolerancia hace que poco a poco se consolide la religiosidad popular Paraguaya.

Varios de los principios y simbolismos cristianos que presentan los evangelizadores a los guaraníes les son similares o son deslumbrados por los nuevos valores y elementos, por esta razón varios grupos lo aceptan sin mayores resistencias, sumándose a esto los factores socioeconómicos creados por los conquistadores.

Para atraer a los nativos a las nuevas pautas religiosas y culturales, los sacerdotes católicos realizaban con mucha pompa las celebraciones de las fiestas patronales y la recordación de los distintos santos protectores.

Para el Guaraní todos los actos religiosos y rituales eran comunitarios. Esto obliga a los religiosos a crear celebraciones y festejos atractivos para que los nativos olviden y dejen de lado sus prácticas y devociones.

 

Karu Guasu

Planta de Maíz

Se realiza en honor a los santos, es una comida comunitaria que se realiza en el día de la festividad de cada santo para dar gracias por los favores o pedirle protección.

8 de Diciembre: VIRGEN DE CAACUPE Patrona del Paraguay.

El Día de la Virgen de Caacupe (Inmaculada Concepción) llegaban al Santuario de todas partes del país, en su mayoría a pie, a caballo o en carretas cubiertas con techos de cuero, que servía para resguardarse de la inclemencia del tiempo y del sol. Usaban este medio por la gran distancia a recorrer y porque iban acompañados de niños y mujeres.  La carreta servía para dormir, descansar y llevar provista.  

Los promeseros son las personas que tratan de llegar a la Virgen pagando alguna promesa, o como acción de gracias, y pedir nuevamente su protección por todo el año.

Celebraciones Religiosas

Planta de Maíz

Estas  festividades  áun movilizan a todo el país y reúnen a toda la familia:  Navidad (25 de diciembre) y Año Nuevo (31 de diciembre).

En todas las festividades se celebra con un Karu Guasu (gran comida), de acuerdo a cada celebración.

Con los pocos datos que existen sobre el tema de religiosidad y alimentación, igual aflora que el ofrecimiento de los frutos y alimentos a Dios, o a los santos,  esto es espontáneo entre los nativos.

 

Navidad

Flor de CocoSantos


El Pesebre Paraguayo

En diciembre abundan las frutas y la vegetación está con su mayor esplendor. Esto hizo crear a la población del Paraguay un pesebre muy diferente al que se realiza en Europa y consiste en armar una cueva grande hecha de Ka'avove'i en especial.

Como decoración y ofrenda al niño colgaban de la bóveda una diversidad de formas de chipa, frutas como granada, uvas, pakurí, principalmente, huevos de avestruz o de gallinas pintados con tintes naturales u otras aves cuyos huevos tienen dibujos, que en esa época abundaban en la campiña, también preparaban recipientes donde hacían germinar arroz con varios días de anticipación para colocarlos como alfombras.

De las frutas silvestres realizaban rosarios de pakurí, yvaporoity, maní, entre otros. Hasta hoy la sandía, el melón, la uva, la granada y la piña son puestos frente o dentro del pesebre y la infaltable flor de coco , cuyo aroma invade todo el ambiente. Como base del pesebre se usa pasto, con algunos caminos de tierra adornadas con piedras y piedrecillas.

Todas las figuras representativas del pesebre eran de barro o de madera, casi en cada pueblo existía alguien que tallaba madera y preparaba estas. Las maderas usadas eran la raíz del timbo, el kurupikay o el cedro.

A los cantores que recorrían los pesebres y a los visitantes se les obsequiaba CHIPA, que se servía en cestas envueltas con aopo`í blanco después de rezar o saludar al Niño. También se invitaba con un licor rústico o csero de kapi`í, menta, anís o clericó.

Algunas familias según sus promesas realizan un Karu guasu el día 1 de enero.


Actualmente, si bien se mantiene la cueva de plantas y se adorna con frutas, lastimosamente el pueblo lo llena de juguetes modernos que nada tienen que ver con lo de Jesús ni lo tradicional. Muy escasamente se observan las chipas colgadas en los pesebres y los collares de frutas y huevos.

También quedaron de lado las visitas y los cantos ofrecidos al Niño.

Chipa jepo'o

Chipa jepo'o que significa “arrancar chipa, o recibir chipa”. El dueño de casa preparaba abundantes chipas, para obsequiar a los visitantes y cantores. Era toda una algarabía la repartija de chipas y se convertía en el momento culminante de la celebración. Hasta el presente seguir vigente este ritual, preferentemente en las zonas rurales.